Visión integradora de la salud dental

La salud debe abordarse hoy como una finalidad esencial, como un síntoma de bienestar sobre el que hay que actuar de manera explícita y programada. Entender la salud desde un prisma integrador significa que no solamente se realizan tareas de rehabilitación o recuperación, sino que es obligatorio realizar análisis profundos, del antes, y en la medida de lo posible, previsiones futuras, que tienen como resultado los planes de prevención de salud. Son muchos años, veinte, durante los cuales DENTAL FORTE viene aplicando esta filosofía y este modo de entender la salud bucodental. ¿Cómo lo hacemos? A continuación, indicamos algunas ideas.

El ciclo vital del diente o del ecosistema bucal

Todo nace del concepto de entender a una persona, a un paciente, como el eje del que partimos, para llegar al diente y por ende, al tratamiento correcto”. Así nos lo resume el Dr. Jose Santos, director clínico en DENTAL FORTE. Visto así parece fácil, pero realmente tiene unas implicaciones muy profundas, y que afectan a todos los procesos y protocolos clínicos que se siguen en la clínica de Cangas. Lo primero es entender que partimos de un concepto que se llama ciclo vital inexorable de un diente o del ecosistema bucal. Ello significa, en palabras del Dr. Santos, que son pasos que vamos a recorrer, sí o sí, porque ese ciclo vital, no lo podemos alterar, aunque lo podemos retrasar, o hacer que cada avance sea más lento, de mejor calidad y con las menores repercusiones posibles.

Prevención

Este ciclo parte de la Prevención, como comienzo de todo el resto de pasos futuros. Cuanto más intensos seamos en la prevención, más tarde avanzaremos hacia el siguiente paso, que es la Rehabilitación y Corrección temprana, incluso de patologías incipientes. De pequeños comenzamos aprendiendo a mantener una higiene bucal adecuada, que favorece el que afecciones como la caries, aparezcan tarde, o no aparezcan. Al margen de otras consideraciones, como malposiciones dentales, que requerirán de correcciones, en estos primeros años, se debe tratar de prevenir y prevenir. Y prevenir es higiene y visitas periódicas de seguimiento y control al odontólogo.

Rehabilitación y Corrección temprana

Tanto si estamos en edad juvenil, adolescencia, o madura, el siguiente estado del ciclo de vida, es la Rehabilitación temprana. Cuando el paciente está en edad adulta, se aborda el problema como una rehabilitación sencilla, en muchos casos sin más consideraciones, siempre y cuando sigamos siendo muy intensivos en la prevención. Si el paciente mantiene una higiene bucal correcta y acude al dentista al menos, una vez al año, retrasaremos el siguiente salto en el ciclo de vida. Cuando el paciente es joven, este seguimiento e higiene, pueden facilitar la previsión futura. Es el momento de corregir malposiciones, déficits de calcio, etc., que son parte de esa prevención futura. Las afecciones de salud no ocurren de la noche a la mañana, sino que son consecuencia de la acción del tiempo, y de cada persona en cuestión. El mejor tratamiento que un paciente puede seguir es, por tanto, la prevención y las revisiones periódicas para poder acometer rehabilitaciones tempranas.

Rehabilitación Avanzada o Deterior Extenso

Pero el tiempo pasa, el desgaste, y por tanto podemos alcanzar la siguiente etapa del ciclo, que es la Rehabilitación Avanzada o Deterior Extenso. Cuanto más avanzados en edad, o menos intensos en prevención, mayor es el impacto negativo en este punto del ciclo vital. Por ejemplo, supongamos una afección periodontal. La higiene bucal frena el avance, las revisiones periódicas detectarán el problema, los mantenimientos periodontales frenarán el avance, pero si no se realiza en este orden, el paciente se verá destinado a un deterioro extenso. Llegados a este punto, el avance hacia el siguiente estado del ciclo es casi inevitable:La Restitución Temprana de piezas dentales, tejidos óseos y/o gingivales.

Restitución

Una vez que un paciente ha alcanzado este punto del camino, hay que actuar, cuanto antes y de forma ordenada, con la mirada puesta en el futuro, en la longevidad que se desea obtener para esa parte afectada. Dejar pasar el tiempo, significará intensificar el Deterior Extenso, y como consecuencia inevitable, que las actuaciones de Restitución sean más profundas, y pierdan su carácter de temprano. Cuando en DENTAL FORTE se encuentran en esta parte del ciclo, se ponen en juego los diagnósticos integrales, que no acometan el problema como aislado, sino que comience con la prevención futura. Por eso, el ciclo, vuelve a comenzar, una vez restituido el problema o problemas, el paso del ciclo al que avanzamos es hacia el de Prevención y Mantenimiento.

Vuelta a empezar: Prevención y Mantenimiento.

En este momento, y en cualquier otro, el Dr Santos nos dice que en DENTAL FORTE “Evaluamos las inquietudes del paciente, transmitimos de forma honesta, clara y entendible, los problemas detectados que el paciente no conoce y sus repercusiones, sobre todo, en aquellos actos clínicos rápidos que son en un futuro irreversibles; la anticipación y un análisis global son la clave.

A todo este proceso, y forma de entender la odontología, se le llama, la constante búsqueda de la Excelencia. La prevención, la planificación terapéutica global, el mantenimiento frecuente y programado, la vigilancia de la salud basada en sistemas de información y la tecnología, el diagnóstico y análisis de cada persona y sus circunstancias, nos permite poder declarar que, en DENTAL FORTE cuidamos de las personas poniendo en juego lo mejor de cada parte del equipo de especialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *