Saltear al contenido principal

¿Cuándo y cómo se aplica la implantología dental?

Las personas adultas pueden presentar ausencias dentales, pérdida de piezas por diversos motivos, desde el deterioro natural con el paso del tiempo hasta traumatismos y patologías dentarias, como las caries agresivas y particularmente las enfermedades de las encías, la periodontitis, tan presente y hoy, una de las principales causas. En Dental Forte, a pesar de practicar una odontología basada en la conservación y la restauración, consideramos los tratamientos implantarios, como una moderna vía terapéutica para alcanzar una boca estable, saludable y que el paciente pueda ser portador de una sonrisa única y distintiva de su personalidad. Les mostramos aquí algunas consideraciones y el proceso que se sigue en nuestra clínica de Cangas.

En otras ocasiones hemos hablado de implantes y de sus claves, desde el diagnóstico hasta la ejecución del tratamiento que se lleva a cabo en Dental Forte bajo la dirección clínica del Dr. Santos. Lo primero que destacamoa en la clínica, se basa en establecer una diferenciación clara entre otros implantes utilizados en medicina y los dentales. Estos presentan dos características definitorias y que requieren, tanto de un especialista en la materia, como de la correcta elección del material y de su ubicación.

La primera gran diferencia entre un implante dental y otro, radica en que son los únicos que están en contacto directo con el exterior, en la boca del paciente, por la cual acceden cantidad de bacterias, contra las que el binomio boca-implante deben combatir. La otra gran diferencia es que es una herramienta para sostener una posterior prótesis dental, habitualmente una corona (diente artificial) o una prótesis removible sobreimpantaria, por lo que, el implante, estará sometido al stress de las fuerzas masticatorias, que se producen en los 3 planos del espacio, además de las sobrecargas sufridas por el bruxismo o rechinamiento dentario, una parafunción muy habitual y muy dañina para nuestros dientes e implantes. Son evidentemente, dos características que determinan el tipo de implante a utilizar, y que también obligan a que su colocación tridimensional y materiales utilizados, deban cumplir con unos altísimos estándares de calidad, durabilidad y resistencia a las fuerzas vivas de la boca y a las agresiones bacterianas. En la clínica Dental Forte, prestamos especial atención a estos dos ejes del diagnóstico terapéutico de cara a que los implantes dentales tengan una alta supervivencia.

El proceso implantológico

Sobre todo, a partir de edades maduras, el tratamiento de implantología dental es una excelente solución, pero con la salvedad que un paciente nunca acude a una clínica dental a “adquirir” un implante, sino que es parte de una vía terapéutica, una parte del tratamiento. Por eso, la visión integral de la salud practicada en Dental Forte es tan importante. El proceso es un poco más complejo, y parte de un estudio clínico exhaustivo. Recuperar toda pieza perdida o aquella que sea irrecuperable debe responder a un análisis clínico completo del paciente. Lo más importante es implantar una pieza de forma correcta, sobre todo cuando el espacio existente por la pérdida no es el perfecto. En todos los casos, es necesario realizar un estudio óseo tridimensional, persiguiendo la perfecta alineación, tanto horizontal como vertical para que el implante funcione eficazmente de la forma más parecida posible al diente que sustituye, consiguiendo la íntima unión hueso-implante (“osteointegración”) y buscando un resultado funcional y estético perfecto. Nuestro equipo, dirigido por el Dr. Santos, prepara la etapa final del proceso implantario con todo el cuidado y mimo hacia el cliente. No debemos olvidar que hay un sencillo procedimiento quirúrgico, que tiene un previo y un posterior seguimiento, y durante el cual se toman enormes medidas de seguridad y esterilización que garantizan su correcto desarrollo.

El Mantenimiento del implante

Un implante es, por tanto, un elemento más dentro de la estructura dentaria del paciente, que convive con el resto del ecosistema, con piezas naturales, que se enfrenta a agresiones externas y que se somete a fuerzas constantemente. Es obvio que requerirá de un mantenimiento periódico, al igual que el resto de la boca. La durabilidad de los implantes viene, en gran medida, determinada por tres factores principales: primero, que su ubicación, en una boca sana y estable, sea la correcta; segundo, que su mantenimiento y el de las piezas adyacentes sea el adecuado; esto, por supuesto, depende de las características físicas y biológicas del material utilizado, del que hay una amplia variedad, de la higiene bucal adecuada del paciente portador de implantes y de los mantenimientos periódicos profesionales. En Dental Forte realizamos un exhaustivo seguimiento de nuestros pacientes con implantes, evitando riesgos futuros, minimizando rechazos y con el objetivo de conseguir esa sonrisa personal y distintiva de cada persona. Además, en nuestra clínica de Cangas, solamente se utilizan implantes de características físicas y biológicas contrastadas, cuestión que no afecta de forma negativa al precio de un implante.

Siguiendo estas indicaciones, ayudamos a los pacientes a tomar la decisión correcta a la hora de elegir qué tipo de sustitución es la más adecuada en caso de pérdida irremediable de una pieza dental. No obstante, siempre remarcamos que una buena salud bucal minimiza las probabilidades de perder un diente, por lo que prevenir, tiene doble valor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba